Vimos puerta ante Alcalá

Tras acabar la primera vuelta de la liga, y después de los cambios introducidos en la competición por la Federación (nuevos grupos, nuevo calendario), nuestro equipo Prebenjamín A se enfrentó ayer al CP Alcalá. Con casi todos los efectivos disponibles (sólo echamos de menos a Víctor y a Ángel) y bastante frío en la pista, comenzamos el partido con mejor ritmo de lo habitual. Puede que fuera esa intensidad la que hiciera que las posiciones en defensa no se respetaran como debían, lo que me obligó a rehacer el equipo para recolocar a los jugadores y recordarles dónde jugaba cada uno. Una vez aclarado eso (más o menos), las jugadas de ataque fueron dando sus frutos.

Resolvimos con soltura el primer tercio en el que no dejamos atacar demasiado al equipo contrario. Primer tercio del que lo más destacable fue nuestra última posesión de bola, movida con criterio entre nuestros cuatro jugadores de pista, sabedores del resultado en el marcador y del tiempo restante para llegar al descanso. No siempre hay que atacar, a veces es preferible mantener la bola. Es otra buena manera de defender.

El segundo tercio, también en contra de nuestros hábitos, empezamos peor, más fríos y con cierta ansiedad y precipitación, en parte debidas a la presión que el Alcalá empezó a aplicar en nuestras subidas de bola. Nos costó mucho encontrar la posición de los laterales en banda, algo imprescindible para que el cierre tenga opciones de pase que permitan romper esa presión… Aún así, nos adelantamos en el marcador, pero nuestras ocasiones de gol llegaban en menor número que en el primer tiempo. Y el Alcalá, a minuto y medio del final, nos empató. Para ser fieles a las circunstancias de su gol (merecido, por otro lado), hay que decir que Diego, nuestro portero, de nuevo muy atento durante todo el partido, había perdido un taco de freno, lo que le impedía estar cómodo en su posición. Con el árbitro avisado de esa circunstancia, pero sin producirse una falta que le permitiera darme entrada en la pista para recolocar dicho freno, una jugada un tanto embarullada en el área acabó con la bola dentro de nuestra portería. La jugada cambiaba un poco un partido que hasta entonces habíamos tenido en nuestra mano. Pero como no hay mal que por bien no venga, esa situación, a tan poco tiempo de la conclusión, nos permitió disfrutar de una de las jugadas más intensas del encuentro. Tras sacar de centro, entre Lucas y Marco acosaron la portería rival hasta devolvernos la ventaja. Una jugada de coraje que el contrario ya no pudo contrarrestar.

Con el partido ya de nuestro lado, el último tercio fue de nuevo para nosotros. Incluso con mayor claridad, tanto en el juego como en el marcador, que el primero.

En definitiva, buen trabajo de todos: Javier, que empezó algo alocado, acabó jugando muy bien, asumiendo ser cierre en defensa y moviendo la bola con criterio. Además, marcó un golazo. Ariel hizo su mejor partido de la temporada, no dando (casi) pases sin mirar y luchando todas las bolas, de las que recuperó la mayoría. Diego, seguro, con movilidad y buen uso de la manopla, sólo se descentró cuando le falló el taco… Lucas volvió a tener electricidad en las piernas, buen regate y acierto rematador. Alejandro, que ocupó el puesto de cierre al principio y el lateral al final, se desenvolvió bien en ambas posiciones; y subió al ataque más veces. Marco mostró garra y entrega todo el partido; de su lucha y persistencia llegó nuestra victoria del segundo tercio. Dani, que se resiste menos a bajar a defender cuando perdemos la bola, hizo de punta y de lateral. Y su buen esfuerzo se recompensó con un gol casi al final del partido.

Fern.

Sin respuestas A "Vimos puerta ante Alcalá"


    ¿Algo que decir?

    Some html is OK