Victoria en Alameda del infantil B (1-3)

La F4 femenina nos dejaba sin chicas y, por lo tanto, sin cambios, así que reclutamos a un par de alevines para acudir a Alameda a jugar contra su infantil B.

En liga, nuestros enfrentamientos habían sido muy reñidos, con marcadores ajustados (victoria 2-1 en casa; 0-0 a domicilio) y con incertidumbre en el resultado hasta el final, lo que nos hacía pensar que el sábado sería importante meter intensidad desde el inicio y marcar primero. Quien lo lograra, muy probablemente se llevaría los tres puntos.

El partido comenzó para nosotros con buenas sensaciones: circulación ágil en ataque, opciones de disparo claras, rápida recuperación de la bola mediante presión. Y el contrario, sin cambios (por una vez, la ventaja era nuestra.)
Gracias a la presión, jugamos en su campo gran parte del primer tiempo. Y con el partido desarrollándose lejos de nuestra portería, lo hicimos más tranquilos, casi sin sufrir.

Las ocasiones de gol fueron llegando. Y con ellas los goles, en una media de acierto que ya nos hubiera gustado disfrutar más veces durante la temporada…
Esta situación duró hasta que pasamos a defender en zona. Ahí ganamos oxígeno, cierto, pero perdimos el control del juego, afortunadamente recuperado no mucho después con la oportuna rectificación. Si algo funciona, no lo toques 🙂

La segunda parte fue un calco de la primera si obviamos la zona, que, visto lo visto, ni intentamos. Logramos marcar el tercer gol pero encajamos uno (con algo de mala suerte). Y aunque en los minutos finales carecimos de la calma necesaria, de forma que parecía que la prisa la teníamos nosotros, en línea generales completamos un buen partido.

La ayuda de Andrés y Darío nos resultó muy útil para dar minutos de descanso suficientes a todos. Además, salieron a la pista a hacer lo que se les pidió, adaptándose bien a los movimientos del equipo, aportando en defensa y ataque e intentando, incluso, poner en práctica alguna jugada que no habían tenido tiempo de ensayar. ¡Gracias por venir, chicos! Buen trabajo.

Ahora, a por más.
¡”Biba” el B!

Fern.

Deja un comentario