Victoria a domicilio de los supersenior de Las Rozas

Domingo 26 de mayo de las 19:00 h., en la pista Gris exterior de SMP. Tarde agradable pero con más nubes que claros, amenazantes de lluvia. Tras un calentamiento prolongado y con los banquillos totalmente equilibrados (8 SMP contra 8 ROZ), como presagio de lo que sería el encuentro, comienza el partido dividido en dos tiempos de 25 minutos.

1er Tiempo

En general, todo el partido se caracterizó por la obsesión de los dos equipos por no perder la posición en la pista, lo cual también se vio propiciado por lo ajustado del marcador en todo momento. Se notaba que estaban más aplicados en no encajar goles que en arriesgar en la creación de juego colectivo. No obstante, se fueron produciendo varias ocasiones alternas con disparos a puerta lejanos y algún que otro contraataque que los dos porteros resolvieron con destreza. Hasta los últimos compases de la primera parte no se abrió el marcador, fue Alberto (SMP) que previamente había fallado un penalti.

(1-0) al Descanso

2do Tiempo

La segunda parte tuvo la misma tónica que la primera, Las Rozas, pese a ir perdiendo mantuvo la compostura y la paciencia hasta que a los diez minutos Chema (ROZ) igualó el marcador de penalti. A partir de ese momento, el equilibrio pareció estrecharse aún un poco más, influido también por sendos parones por la lluvia proveniente de esas nubes caprichosas que amenazaban al principio. La realidad es que de alguna manera se enfriaron un poco los ánimos y cuando todo parecía que el equilibrio que estuvo reinando todo el partido también se iba a reflejar a la postre en el marcador, Alex (ROZ), que había guardado alguna gasolina extra, a modo del “KERS” en la Fórmula- 1, se marcó una jugada de portería a portería sorteando a todos y cada uno de los contrarios exhaustos que le salieron al paso, que acabó con la pelota dentro de la portería a falta de tan solo 20 segundos.

(1-2) Final

3er Tiempo

Desgraciadamente, las dos paradas por efecto de la lluvia nos dejaron sin margen razonable para jugar el tercer tiempo que hubo que posponer para mejor ocasión, con harto dolor de nuestro corazón.

Deja un comentario