Veteranos en Pola. La crónica de Goiko

Un año más, las huestes roceñas se desplazaron a Asturias para disputar el tradicional torneo del Pilar en toda sus categorías. Todos nuestros chicos y chicas disfrutan como si no hubiera mañana en estas jornadas de convivencia y hockey.

En especial nuestros Veteranos se reencontraron con los amigos Cachopo, Jabalí y Fabada. Faltaron a la cita, Cabracho y Cabrales que estaban desaparecidos en combate.

Jornadas gastronómicas aparte, en lo meramente deportivo nuestros mayores, endosaron un 9-0 al Club Patín Tenis de Santander, que como su nombre indica, mejor que se dediquen al deporte de la raqueta. No hubo color, y salvó una llave yudoca entre nuestro Iñigo y un tal Jaime, solo destacar el resultado.

Final el Sábado por la tarde contra los veteranos del Cibeles

Nuestros jugadores mantuvieron el tipo todo el partido, incluso llegaron a estar por delante 1-0, terminando la primera parte con igualdad en el marcador 1-1, con un gol bastante extraño que nuestra defensa no acertó a despejar.

Descanso, charla táctica del Capi ‘Gallina’ y a defender los colores de Las Rozas con más corazón que acierto.

Presión de los Cibelistas hasta que en una jugada, los chocolateros, consiguieron adelantarse con el 2-1.

Oportunidades fallidas por nuestros jugadores y tufillo casero arbitral con decisión final que no dio para remontar el marcador.

Buen papel de nuestros veteranos aunque a alguno se le notó la fabada como lastre. Aún así, hockey de buen nivel ante un Cibeles que vivió tiempos mejores

Se rompe la racha roceña de 5 años seguidos ganando el torneo, pero la promesa de volver al año que viene para reconquistarlo como Pelayo con la península ibérica.

Lo mejor, como siempre, la experiencia de convivir como equipo y club, jugando a hockey patines.


Desde la portería de arriba, re-portero Goiko.

Sin respuestas A "Veteranos en Pola. La crónica de Goiko"


    Deja un comentario