Ultima jornada de los prebenjamines

El domingo se disputó la última jornada de la Final a 4, y dependíamos de nosotros mismos para ser primeros en la clasificación final: eso sí, teníamos que ganar… ¡por 3-0!
A la hora del partido, Diego, Carmela, Teresa, Miguel, Dani, Martín y Jorge estaban disponibles para lo que hiciera falta, y el equipo saltó a la pista con muchas ganas. Bueno, con ganas y con algo de nervios.
En seguida nos dimos cuenta de que Carmela estaba enchufada, que luchaba todas la bolas, que subía al ataque y bajaba a defender como una máquina. Eso ayudó a que no lo pasáramos demasiado mal en el primer tercio.
Nos pusimos en defensa de zona, en cuadro, para evitar que se nos escapara alguno de los jugadores de Alameda, visto que varios tenían buen patín y buen manejo de stick. Y nos salió bien. Conseguimos que no llegaran demasiadas veces a nuestra portería, y que cuando lo hicieran, tuvieran que escapar de Teresa, que estuvo bien colocada casi todo el primer tercio, y sortear a Diego, tarea complicada, puesto que paraba cualquier bola que se acercara por sus dominios. Carmela estaba en todas partes, bien ayudando atrás a Teresa, bien iniciando el ataque, bien finalizando las jugadas en portería contraria. Miguel y Martín, situados en línea delantera de la zona cuando defendíamos, salían al ataque en cuanto robábamos la bola. A veces salían demasiado pronto, olvidando ayudar a Teresa o Carmela cuando el equipo contrario nos presionaba en nuestra pista. Un tiempo muerto nos permitió dar a los niños lo que necesitaban: un breve descanso, algo de agua e instrucciones. Y aunque costó un poco convencer a los laterales para que se situaran en las banda y así facilitar el primer pase de salida de la presión, cuando lo hicimos bien, nos plantamos con cierta facilidad ante el portero contrario. Jorge y Dani, que habían entrado para dar relevo a sus compañeros, también ayudaron en esa tarea y en defensa.

El segundo tercio comenzó más o menos igual, con Alameda presionando en nuestra pista y nosotros con dificultades para salir de esa presión. Pero el resultado acabó siendo también muy parecido, con Carmela arriba y abajo, y marcando goles. Y Diego sacando alguna bola difícil de verdad. Bueno, ya teníamos un 2-0 a nuestro favor…
Lo malo es que el cansancio empezaba a aparecer, y nos costaba mantener la bola y llegar con claridad al área contraria. El tercer tercio no iba a ser fácil…

Tras un breve descanso y tres tragos de agua por cabeza, salimos a la pista algo despistadillos, con menos energía. Desde luego menos que Alameda, que pudo dar más cambios a sus jugadores, con un banquillo más poblado que el nuestro. Esa frescura que a nosotros ya nos faltaba hizo que ellos se adelantaran en el marcador. Y nuestros nervios volvieron.
Entre el agotamiento, ciertas dudas y que el equipo contario vio que podía llevarse ese punto que quedaba por disputar, el partido se nos hizo un poco cuesta arriba. ¡Cómo pesaban los patines! Para cuando llegaron Sandra y Lucía, tanto Carmela como Teresa estaban ya muy cansadas y perdíamos la bola demasiado pronto. Aunque el refresco nos vino bien, llegó algo tarde y no tuvimos fuerzas para dar la vuelta al marcador. Aún así, logramos empatar, venciendo al final del partido por 2-0.

Yo me fui muy contento, todos trabajaron mucho y lograron un segundo puesto muy meritorio, dos por encima del obtenido en la liga regular.

¡Felicidades a todos!

Fern.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Deja un comentario

wpDiscuz