Partido complicado por la pista del rival.

Como es sabido no es nada cómodo ni fácil jugar en la pista de santa maría del pilar, donde de forma muy habitual hay sorpresas en los resultados ya que los equipos contrarios no se amoldan a las circunstancias como los locales.
En este caso Las Rozas dispuso en defensa de una zona en rombo con la que obligar al Santa María a llevar el peso del partido y así poder buscar esos errores que se puedan cometer por el tipo de pista, así sucedió y poco a poco el marcador fue engordando a favor de los visitantes hasta reflejar un contundente 2 – 8 final.

Después del partido tuvieron lugar incidentes con el equipo contrario y un jugador de Las Rozas recibió una agresión en la cara a la que nuestro jugador no reaccionó de ninguna manera de forma muy inteligente. El que si reaccionó fue el arbitro que presenció todo en primera persona e hizo saber a los delegados que haría un informe de dicha acción.

Rubén Montoro

Deja un comentario