Okligaf Las Rozas-Mataró: La crónica de Rubén Gómez

El pasado sábado se celebró, en el Polideportivo José Caballero de Alcobendas, un partido que se suponía fundamental, para las aspiraciones del CP Las Rozas en su ánimo de clasificarse para la Copa de la Reina de la presente temporada.

Tras el buen final de año y el parón navideño las jugadoras rozeñas tenían unas ganas enormes de volver a la competición y el rival no se lo iba a poner fácil.

El CH Mataró en esta ocasión se desplazaría a Madrid para realizar dos partidos, y su situación complicada en la tabla clasificatoria haría que fuera de suma importancia conseguir la victoria.

A pesar de sólo sumar 7 puntos en lo que va de año, el equipo catalán tiene por equipo y juego, mimbres para poder conseguir objetivos importantes. De hecho hace poco la mayoría de sus jugadoras se proclamaban campeonas de europa sub17 en Italia.

Como local el CP Las Rozas, que, después del parón navideño, tenían la intención de continuar con los buenos resultados conseguidos en los últimos encuentros (en los últimos 8 partidos sólo el Palau conseguiría vencerlas). La emoción estaba servida, dado que a falta de dos jornadas para decidirse qué equipos se clasificarían para la Copa de la Reina las madrileñas dependían de sí mismas.

El encuentro tal y como se esperaba comenzó con mucho ritmo por parte del equipo mataroní, que realizaban una presión a 40 metros y ponían en problemas a las jugadoras rozeñas, que no se encontraban cómodas en la salida de pelota. No obstante las mejores oportunidades fueron para las madrileñas, que gozaron de varias situaciones claras de 1 contra el portero que no supieron materializar.
Las catalanas realizaban un juego rápido aunque el mayor peligro lo creaban con chuts exteriores, bien defendidos por Fernanda la portera azulona. Con empate a cero se llegó al descanso.

Tras el mismo, llegaría el primer gol a bola parada por parte de Ona Castellví. Sería tras un penalty cometido de forma involuntaria por Pamela Lapolla, tras caer al suelo y golpear la bola. Pocos minutos despues la italiana se redimiría con un gran gol de chut exterior en un contraataque.

Con empate en el marcador las ocasiones se sucedían para ambos equipos, pero sería la capitana de las madrileñas, Giulia Galleassi, la que tras una gran jugada individual y tras regatearse a dos jugadoras rivales pondría en ventaja a su equipo.

El CH Mataró no bajaría el ritmo fisico gracias a los cambios, y Fontdegloria, Florenza o Xantal gozaron de oportunidades claras para subir el tanto del empate al marcador, pero una buena defensa por parte de las azulonas frustraría su buen hacer. Las madrileñas por su parte y debido a la experiencia y tranquilidad en momentos claves, tuvieron una buena lectura de juego y no tomaban riesgos creando situaciones de superioridad cuando las catalanas buscaban el empate.

Victoria final por 2-1 para las rozeñas que las acerca un poquito más a la Copa de la Reina, que se celebrará en Lloret de Mar a principios del mes de Marzo.

El encuentro decisivo lo jugarán el próximo sábado en sus instalaciones contra el Sant Cugat, esperando que su afición llene la grada y las acerque al que sería un gran premio para esta temporada.

RUBÉN GÓMEZ CALLEJA

Sin respuestas A "Okligaf Las Rozas-Mataró: La crónica de Rubén Gómez"


    Deja un comentario