Micros: Aprendiendo a sufrir

Dicen que los equipos son un alma de sus entrenadores….yo el otro día vi en el campo a un equipo que me gustó.

Fue de menos a más, en todo. En entrega, en pelea, en acierto y en resultado.

Las dos primeras partes comenzamos perdiendo y las terminamos empatando, lo que dejaba el desenlace para la tercera parte, que nuestros peques ganaron y se llevaron una alegría tremenda.

Los padres es otro cantar, sufriendo en las gradas, como sufren todos mis equipos…

pero los jugadores no sufren, se acostumbran a pelear, a luchar y a darlo todo y con esas premisas consiguieron poco a poco pelear cada pelota, cada ataque y por ultimo lograr la victoria.

Los mas peques, Rojo, Inés y Clara estuvieron tremendos, si bien la primera parte estaban aún dormidos, el resto del partido fue para soñar.

Gabriela va encontrándose cómoda  y cogiendo velocidad y el resto de veteranos, Leo, Carlos, Samu, Diego y Mario, siguen mejorando y ayudando a los más pequeños.

Hablaban el otro día, en un artículo de un periódico,  de GENERACION BLANDITA, “mis peques” en la pista ¡no serán blanditos!😃

Deja un comentario