Hockey patines del más alto nivel geriátrico

Re-portero Goico, desde la Portería de la derecha. La de los polvos de talco, donde no hay piscina pero los que no saben patinar, se tiran.

VII Taça Latina Veteranos Nuestros jugadores, encuadrados en dos categorías, +35 y +50, obtuvieron una novena y cuarta posición respectivamente. En +35, nuestros muchachos se midieron a todo un Barça en cuartos de final. Empezó golpeando el Barça con un primer gol, al que Rubén ‘Koyak’ Montoro respondió con su prodigiosa muñeca y su sprint a lo “Pedro Picapiedra arrancando el Troncomóvil (tiqui, tiqui, tiqui)”, para establecer el empate a uno en el electrónico del Pabellón de Alcobendas.

Hockey control por parte de nuestros chicos y mucha paciencia, ante un gran Barça, hasta que otra vez “Rubén, Mister increíble”, puso por delante a Las Rozas con su mágica muñeca tras aprovechar una falta directa.

Un Barça herido se volcó en la portería defendida por Marcos Rojo, “alias jabalí”, que aguantó el vendaval con paradas de mérito, de riendo un penalti y un directo.

Pero tantas veces va el cántaro a la fuente que al final el equipo de la Ciudad Condal consiguió remontar y ponerse, con tiros de calidad, con un 5-2 favorable.

Lamentar la lesión de Ivan Montoro que hizo bajar el empuje de los roceños que habían conseguido hacer un impresionante hockey y tutear a todo un Barcelona plagado de viejas figuras del hockey rodado.

Descanso y al rincón de pensar para abordar la segunda mitad.

Nuestros chicos reanudaron el partido con más ganas que acierto, hasta que un pundoroso, sacrificado y excelente Luis Carlos, sacó la caña de pescar y en un rebote en el área batió al arquero catalán para acercarnos con un 5-3.

Toma y daca. Oportunidades en ambos bandos desbaratadas por los guarda redes, pero sin conseguir Las Rozas su objetivo de empatar, al menos, el encuentro.

Contraataque final del Barça para cerrar el magnífico encuentro con un definitivo 6-3.
Muy buenas sensaciones de nuestros +35 que fueron capaces de brindarnos un hockey de élite que nos augura próximos éxitos en un futuro no muy lejano.

Por otro lado, nuestros +50, se batieron el cobre con dos victorias en el torneo que les permitió luchar por la tercera posición.

Pese a ir por delante en el marcador durante más de tres cuartas partes del encuentro, los lusos del Alenquer llegaron a ponerse 4-3 faltando un par de minutos en un gol dudoso, por ilegal, que nuestros educados árbitros madrileños y “queda bien con los de fuera”, tuvieron el detalle de pitar.

Haciendo patria, como siempre.

Menos mal que, el oriundo de Aluche, Roceño de adopción y corazón, Mariotti Buñuel, consiguió el empate a cuatro y dejar en tablas el encuentro.

Tandas de penas máximas en las que los mas acertados fueron los portugueses, abocando a nuestros muchachos a una excelente aunque inmerecida, cuarta posición.

Las Rozas y sus huestes, sigue sin dejar que la llama se apague, mostrando un gran nivel de hockey y sobretodo una afición infinita a este gran deporte.
Sembrando para, más temprano que tarde, recoger el éxito deportivo de un trabajo constante para hacer el hockey patines más grande.

 

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Deja un comentario

wpDiscuz