¡Esto es todo, amigos!

[CP Las Rozas 15-3 Luyfe]

[hr style=”solid|dash|dot”]

El equipo se planta en la pista con los efectivos muy justos: cuatro prebenjamines, dos micros para echarnos una mano y la portería vacía por un quítame allá esas medias.

Alargo la charla todo lo que puedo hasta que lo del vestuario queda resuelto (Junkal mediante), y aprovecho para poner al día a los micro, les va a tocar entrar, Naia aún está para pocos minutos.

El equipo contario no presenta mejor aspecto: trae cuatro jugadores justos.

Empiezan Jorge, Nacho, Ivo y Samu por Naia, que se recupera en el banco. El partido es roceño desde el inicio, con llegadas continuadas a zona de peligro y acierto desigual. A fuerza de insistir, con buena circulación y pases a segundo palo, los goles van cayendo. Incluso Samu aporta varios remates ganadores. Al descanso, un claro 8 a 2.

En el medio tiempo insisto en dos puntos: por mucho que haga calor hay que aumentar la velocidad de patín, son demasiadas las carreras ganadas por inercia, y jugaremos solo con dos arriba.

En la segunda parte, Óscar propone ir a tiempo corrido, bastante castigo llevan ya los contrarios. Ahora es Carlos quien da cambios a Naia, y hace siempre lo que le pido. Con dos jugadores más retrasados, las llegadas a nuestra área se reducen. Con ataques más largos, intento que se jueguen bolas interiores y chuts desde lejos. Sale a veces. Otras, el cuerpo les sigue pidiendo entradas laterales hasta la cocina, sin oposición. Les hago parar y empezar de nuevo. Los goles van llegando hasta el 15-3 definitivo.

Hoy hemos echado de menos a Rodri, Carlos y Álex (con tilde 🙂

Al final, un punto nos ha alejado de la F4, una pena. Es cierto que las bajas y los entrenamientos perdidos en la tercera vuelta no han ayudado mucho, pero lo tuvimos en nuestra mano. En fin, quedarse a punto es no llegar…

Agradecimientos:

  • a Samu y Carlos, por ayudarnos; a Junkal, por la paciencia
  • a Óscar, por toda una temporada de tiempo dedicado al equipo
  • a los padres, por dejarme trabajar
  • al club, por ofrecerme un grupo genial
  • a los chicos, por intentarlo siempre, por trabajar para mejorar, por hacérmelo pasar tan bien.

Fin.

Fern.

2 Respuestas a “¡Esto es todo, amigos!

Deja un comentario