Este fin de semana tienes una cita con la Final Four

Si, has leído bien. Cancela tus planes porque este fin de semana tienes una cita ineludible para ir a animar a los alevines del Club Patin Las Rozas que se juegan la final four en Rivas. ¿no sabes cómo ir? Mira aqui

Este es el calendario de partidos. ¡A quién madruga Dios le ayuda!

¡¡¡Os esperamos a todos allí!!!

3 Respuesta A "Este fin de semana tienes una cita con la Final Four"

  • comment-avatar
    Me pone como una Moto
    marzo 8, 2012 (12:30 pm)
    Contestar

    Yo si tuviera un/una hijo/hija jugando no perdería la oportunidad de ir. Aprovecha ahora que son pequeños para ir a verles. Cuando sean grandes no los vas a ver.

  • comment-avatar
    Me Pone Como Una Moto
    marzo 7, 2012 (9:15 am)
    Contestar

    (COMO NO VEO CARTAS AL DIRECTOR LO CUELGO AQUI)

    Aunque es evidente que los padres son responsables de la educación de sus hijos (y por ello también de la deportiva), no todos los padres lo ponen en práctica. E incluso cuando lo hacen, no siempre es de la manera correcta. A lo largo de estos años, en algunos partidos de los chavales, he visto algunas actitudes de padres que ME PONEN COMO UNA MOTO y que, no se si bien o mal, clasifico de la siguiente forma:

    El padre despistado o desinteresado: La característica principal es su ausencia de la actividad, tanto si esta allí (despistado) como si hace tiempo que no viene (ausente físico). Sin embargo, es curioso ver que no sólo el niño, sino también los propios entrenadores valoran positivamente su interés las pocas veces que se manifiesta.

    El padre excesivamente crítico: Continuamente critican a sus hijos y en algunos casos los menosprecian. Nunca parecen estar satisfechos con la participación de su hijo. Dan la impresión de que la actividad es mas “suya” que de sus hijos. La crítica constante puede producir estrés y confusión emocional en el niño..¡Como no se dan cuenta de ello!

    El padre gritón o vociferante: Se sienta cerca de la pista (algo que NUNCA tiene que ocurrir), despotricando y protestando continuamente y gritando a todo el mundo.

    El padre entrenador en la banda: Estos padres proporcionan a los jugadores una continua avalancha de instrucciones. A menudo contradicen al entrenador y por lo tanto confunden a los chavales.

    El padre sobreprotector: Repetidamente amenaza con sacar a su hijo de la actividad. Tiene miedo de los peligros asociados al hockey. ¿Se transmitirá este miedo a sus hijos?

    Pero LO QUE ME PONE, no como una moto, sino que ME PONE, es el padre o la madre útil: Afortunadamente los padres problemáticos son una minoría. La mayoría de los padres hacen una contribución positiva al hockey de sus hijos. Ellos son los que fomentan la participación en hockey, dando el impulso necesario, despertando entusiasmo, ayudando. He podido ver muchos padres útiles que llevan, que tren a sus hijos, que les motivan, haga frío (…y jo…pipipi con el frio de las pistas) o calor, llueva y/o se haga de noche…siempre calladamente. Mi admiración. ESO ME PONE.

    Hacen ver a sus hijos que la finalidad del hockey o del deporte es la recreación y la socialización, por encima de los resultados deportivos.
    Les enseñan a ganar con humildad. Les enseñan a perder con deportividad.
    Recriminan la falta de respeto por los compañeros, rivales, entrenadores o árbitros. Fomentan la deportividad y no violencia.
    ¡¡Dios como me ponen!! Chavales de hockey, tenéis unos Padres…que son una suerte.

    Fdo: Me pone como una moto

  • comment-avatar
    Belén
    marzo 6, 2012 (2:36 pm)
    Contestar

    Mucha suerte, chicos, y que no se cumpla aquello de “No por mucho madrugar se golea más temprano”. 😉


Deja un comentario