El Infantil B y el Alcorconazo

El sábado visitábamos la pista de Alcorcón con la difícil misión de contrarrestar la capacidad goleadora de su infantil A, muy por encima de la nuestra. 41 goles a su favor frente los 14 nuestros eran datos para un probable marcador que se nos hubiera hecho muy cuesta arriba de haberse producido.

Con la idea clara de defender nuestra portería como si en ella se alojaran las reservas de oro del banco de España, y con la lección aprendida de la anterior jornada, en la que nos tocó sufrir pero ganamos, salimos a la pista con el ímpetu y la tensión que se le ha de exigir a quien compite en la categoría de los mejores, donde están los A de cada club.
Así pues, una buena defensa, portería incluida, un ataque algo espeso pero voluntarioso y la entrega adecuada permitieron que nuestros jugadores miraran de igual a igual a los de Alcorcón, y que estos, por el contrario, no se encontraran cómodos en el camino hacia el gol. Y aunque ellos marcaron primero en una de las pocas ocasiones claras que tuvieron (con segundo remate incluido), esta se debió a un despiste puntual que no reflejaba el buen trabajo defensivo desarrollado hasta entonces. Además, con los números en la mano, entraba dentro de lo lógico.

De esta manera, llegamos al descanso por debajo en el marcador, aunque a una distancia que a nuestros ojos no parecía insalvable, si atendíamos a la buena disposición y concentración de los nuestros.

Iniciamos la segunda parte con un plan de juego similar pero con un punto de agresividad mayor puesto que el marcador lo exigía. Pronto se vio que no dábamos el partido por perdido. Pero Alcorcón tampoco bajó los brazos, claro, con lo que nos encontramos en un toma y daca saldado sólo con alteraciones cardiacas, que no de resultado.
Hasta que llegó nuestra oportunidad y, con ella, el empate que premiaba el buen trabajo desarrollado en la pista. Gracias a la energía extra proporcionada por el gol, y siempre sin perder la cabeza, mantuvimos la intensidad y la concentración durante unos largos minutos confiados en tener una segunda y definitiva ocasión para hacernos con el partido. Y la ocasión llegó. ¡A 20” para el final! Una contra bien ejecutada que nos regalaba un subidón de moral y tres puntos.

Ahora, a por más.
¡”Biba” el B!
(Gracias, César, por el titular para la crónica 🙂

Fern.

4 Respuestas a “El Infantil B y el Alcorconazo

Deja un comentario