Del AVE al CAR (un madrileño en la corte del rey Artur)

Domingo 8 de marzo
12:20h. Mal empezamos. Llegamos a Casa Charly con 5’ de retraso por cortesía de la Xbox de Iván. Charly lo asume con deportividad y en mangas de polo (le aviso de que en destino pasará frío, la previsión anuncia bajada de temperaturas). Iván se disculpa entre dientes. O sea, con una sonrisa.

“-A Méndez Álvaro yo suelo ir por aquí”. “-Ya, pero vamos a Atocha…” Solventada la primera dificultad (que sean todas así), la expedición azulú parte hacia la estación.

12:50h. Madrid-Atocha. Aparcamos. Comienza el cálculo mental del precio de la bromita cuando recojamos el coche por la noche. El cálculo desemboca en dolor de cabeza. Preferimos mirar para otro lado.

13:00h. Pasamos el control de pasajeros. La policía no detecta nada sospechoso. No llevar nada sospecho nos ayuda, sin duda.

13:15h. 45’ para comer. La secuencia elegirplato-llenarbandeja-pagar-sentarseacomer colapsa en caja: no hay precios en pantalla. Farfullas y juramentos en hebreo de la cajera que resuelve el asunto creativamente: por un plato de pasta cobra unos cogollos de Tudela; por una ensalada, la sopa del día. ¿Macedonia de frutas? Pues pagas pastel de chocolate. El enredo no impide que demos buena cuenta de las viandas.

Comida Atocha (Retoc)

13:55h. ¡AVE, Azulúes! Viajeros al tren. Cuatro y un sarcófago. Sí, de algún modo hay que transportar yelmo, loriga, coraza, manoplas y perneras, que diría Juan el historiador.

¡AVE, Azulúes! (Retoc)

14:00h. El tren sale. Nos sirven café. Nos lo cobran. Jugamos a Preguntados. Leemos. Proyectan Argo (no, no es mi pronunciación salerosa de algo, sino la película de ese título).

15:00h. Charly se concentra mucho. Hasta desfallecer. Recibe una llamada insidiosa que le devuelve al mundo consciente. Vuelve a concentrarse.

Morfeo (Retoc)

16:30h. Llegamos a Barcelona-Sants. Las manguitas del polo presidencial se confirman escasas.

En Sants (Retoc)

16:35h. Nos montamos en un taxi cuyo conductor demuestra conocer Barcelona tanto como yo. Conecto Google Maps en mi móvil para guiarle a destino. Los pajaritos disparan a las escopetas.

16:55h. Llegamos al Centro de Alto Rendimiento de San Cugat (todo lo visto en el trayecto, mucho, también es bonito). El taxista no encuentra oportuno hacernos una rebaja por mis servicios.CAR 2 (Retoc)

Mapa CAR (Retoc)

17:00h. Decimos buenas tardes y escuchamos buenas tardes y bona tarda. Nos parece apropiado. Hay padres esperando a que abran las puertas y jugadores que matan el tiempo con sticks y una pelota de tenis. Otros van llegando. Mientras, nosotros jugamos a poner nombre a las caras. Iván reconoce varias: un portero y algún jugador de torneos pasados. De inicio ya habla con alguno que le indica dónde posar el sarcófago. Espera tensa.

17:05h. Llega el otro Iván, el que manda: Iván Sanz, Seleccionador sub-17. Tiene un aire a lo Rudi Fernández que da buen rollo. ¡Hala Madrid!

17:15h. Se abre el vestuario. Los jugadores desaparecen.

17:40h. Llega Paco González. ¡Genial que esté aquí para ver el entrenamiento! Iván le tienen aprecio y respeto. Su opinión será muy relevante.

Paco (Retoc)

17:45h. Se abre el vestuario. Los jugadores reaparecen pertrechados.

17:50h. Subimos la escalera y accedemos a un voladizo desde el que se ve la pista a la perfección. El pabellón no tiene gradas, está pensado para el entrenamiento, no para la competición. El voladizo es un pasillo con sillas, un murete y una barandilla. Lo importante está abajo.

18:00h. Sanz presenta a Merinero, el nuevo en un grupo de habituales. El Seleccionador les pide que, uno a uno, indiquen nombre, club y demarcación. Todos lo hacen. –“Iván Merinero, Club Patín Las Rozas, portero”.

Comienzo (Retoc)

18:05h. Comienza el espectáculo. 12 jugadores, 3 porteros. Los jugadores calientan, los porteros estiran. Por más que Iván lo hace, los otros dos siguen siendo más altos que él. Tendrá que usar otras armas.

Los Otros (retoc)

18:10h. Llega Guillém Pérez, Seleccionador Sub-20. Saca a los porteros a un fondo, tras la red. Inicia un ejercicio de coordinación y velocidad de respuesta con pelotas de tenis. Golpeos, controles, rebotes contra la pared. A Iván sólo se le cae la pelota cuando Guillém mira. ¡Ouch! Aún así, sobresale.

Con Guillém (Retoc)

18:20h. (“-…si lo hemos aparcado sobre las 12:45h, y regresaremos a eso de las… uhhh… 00:15h… y teniendo en cuenta que la hora debe salir por unos…”) Abandono. La mente no me da para tanto cero.

18:21h. Mi atención vuelve a los vecinos de abajo. Los porteros ya se han reintegrado a la pista. Cuando comienzan los ejercicios de pase y chut, van rotando por las dos porterías.

Porteros y Seleccionadores

18:25h. Iván está muy concentrado, se mueve bien y rápido. De momento, sin fallos.

18:45h. El entrenamiento pinta bien. Muy dinámico, con un elevado nivel de ejecución por parte de los jugadores. Velocidad, precisión, intensidad. Todos son buenos. Excepto los muy buenos.

18:50h. Ya ha quedado claro que Iván sabe a lo que viene. Está parando como suele. Muy escasas bolas acaban dentro de la portería que él ocupa. Bien.

19:15h. Los jugadores han ido ejecutando tiros, golpeos con desvío dentro de área, entradas por ambos lados. Los porteros tienen trabajo. Comentarios desde el voladizo: “-Qui és aquest?” “-El madrileny” (padres); “-Iván es el que está más seguro” (Paco); “-Junto con aquel jugador, es el mejor del entrenamiento” (Charly); “-¡Paradón!” (yo, pero para mis adentros, por no molestar).1 madrileño

19:16h. Me paso un pañuelo por la barbilla.

19:25h. Caprichoso arabesco de la bola tras impactar contra el casco de Iván. Increíblemente, acaba en la red. Calma, es sólo la quinta en hora y media de sesión.

19:30h. Empieza un triangular. El equipo de Iván, con peto verde. Empiezan bien. Minutos después la bola ya no les dura nada en el stick. Los petos azules llegan cada vez con más frecuencia a la portería de Iván. Pero para azul, el azulú, que no deja pasar una. Doble parada de mérito cuando ya se cantaban el gol y el gol. Contraataque de los verdes, finalizado a la perfección, que les da la victoria: 1-0.

19:40h. Descansan verdes, juegan azules y naranjas. Partido vertiginoso con dominio alterno y ocasiones de los dos equipos. Los petos azules se ha puesto las pilas, no admiten una segunda derrota. Los goles se suceden. Azules ganan 4-2.

19:50h. Salen azules, entran verdes. Los de Iván están más entonados. Aún así, el tráfico naranja por su área no cesa. Arrecian bolas desde lugares insospechados. Todas mueren al llegar. Los verdes se rearman y aprovechan su momento. 0-1. Acaba el triangular. Verdes ganan. Iván no ha encajado ni un gol. Mola.

20:00h. Charla final de Iván Sanz. Algunos se reencontrarán aquí más adelante, otros no. Les aconseja a todos que no se estresen, que esto es muy largo. Como es natural, el Seleccionador quiere ver a otros jugadores. Y a otros porteros.

20:02h. A la ducha. Aviso a Iván de que, a su ritmo habitual, perderemos el AVE. Charly negocia para mí un pase especial de vestuario. Mientras Iván se duche, yo me encargaré de sus pertrechos.

20:03h. “-¡La foto!” Charly sortea obstáculos, ignora la urgencia del momento y se interna por la pista arrastrándonos a Iván y a mí. No podemos irnos sin la foto con los dos Seleccionadores. ¡Click! (o como sea la onomatopeya para el sonido de una cámara de iPhone). Gracias y a cambiarse.

Sanz y Pérez (Retoc)

20:10h. Ya sin atuendo de combate, Iván me abre la puerta del vestuario. Saludo a los chicos, me disculpo por la intromisión y ellos se solidarizan. Todo por no perder el AVE. Intento no pensar en lo rápido que Iván se ha desvestido (el pensamiento, más fuerte, se abre paso: “-O sea, que puede…”)

20:15h. ¡Prueba superada! Estamos fuera. Todos nos despedimos de todos. Paco se ha ofrecido a llevarnos a la estación de Sants. Y no requiere de los servicios de Google Maps. Respiro tranquilo.

20:40h. Atasco en nosedónde. Paco nos tranquiliza, es normal y durará poco. Vamos comentando la jugada. Charly está contento. Paco refrenda su opinión sobre la actuación de Iván. Iván va tranquilo y, más que contento, muy satisfecho. Sabe que lo ha hecho bien. Dice que venía dispuesto a ello, pero que le ha salido mejor incluso de lo que él esperaba. Mi pañuelo no da más de sí.

21:00h. Estación de Sants. Mil coches por centímetro cuadrado. Y me quedo corto. Para avanzar hay que ser experto en Tetris. El instinto de Paco detecta un hueco y su coche lo ocupa. Salimos. Nos abrazamos. Le agradecemos el transporte. Entramos en la estación.

21:05h. Tenemos 20’ para cenar. Un golpe de suerte nos pone a mano los cuatro últimos bocadillos de jamón con tomate. ¡Imperdonable regresar sin catarlos! Bebidas, patatas fritas, un donut y una cookie.

21:25h. Sale el AVE. Vemos vídeos del entrenamiento que ha grabado Sara. Los comentamos. Iván y Charly me hacen trampas jugando a Preguntados. No proyectan la película anunciada (de título imposible de recordar). A medio camino, el tren se para en un peralte. Ni rastro de los secuestradores. Arrancamos de nuevo. Sara encuentra la concentración antes que Charly. Socia aventajada.

00:15h. Madrid-Atocha. Valoramos vender el coche para pagar el parking. Sara lo desestima (el coche es suyo). La expedición azulú regresa a casa feliz, todo ha salido bien. Iván ya piensa en repetir. Ojalá 🙂

Fern.

3 Respuesta A "Del AVE al CAR (un madrileño en la corte del rey Artur)"

  • comment-avatar
    Charly
    marzo 13, 2015 (9:18 am)
    Contestar

    Gran crónica para una gran experiencia. Iván se comporto como lo viene haciendo siempre, con gran seguridad y confianza, sin nervios gracias a que también se concentró en el taxi!
    De los 15 participantes, estuvo entre los dos mejores, demostrando una madurez que seguro que sorprendió al seleccionador. Muy bien Ivan , muy bien capi! Tu equipo te sigue y tus porteros también y todos siguen creciendo y madurando, el día 29 de Marzo muchos tenéis una oportunidad para seguir los pasos de Iván y creo que algunos podéis lograrlo.

  • comment-avatar
    emma
    marzo 13, 2015 (8:19 am)
    Contestar

    Fenomenal narración y muy muy buenos personajes. Sobre todo el protagonista, gran Quijote, con sus hazañas en países lejanos. Pero nuestro portero no es una ilusión, sino una realidad.

  • comment-avatar
    mar
    marzo 13, 2015 (6:53 am)
    Contestar

    Hip hip hurra por el portero imbatido, por la madre que lo parió y su enorme capacidad de concentración (yo la he visto concentrarse de pie) por el cronista y su empapado pañuelo, por Google Maps, por los taxistas catalanes que nos reafirman en los tópicos acerca de su pasión por no soltar la pasta ni hacer rebajas, por las gestiones de Charly en el vestuario y por seguir teniendo una facción nómada dentro de los Azulúes. Azú, Azú, Azú. Aúpa Las Rozas!!!!


Deja un comentario