Buen papel de los prebenjamines en Mieres

En nuestra cita anual con Asturias, los pequeños tenían dos partidos contra el Mieres (¡qué pista más chula!), club recio y asturiano 100%.

En el primero de ellos, no pudimos contar con ninguno de los jugadores del Prebenjamín A (¡Daniel, recupérate pronto!), pero tuvimos en pista a lo mejor del Prebenjamín B y de los Micros. Teresita y Carmela tiraron del carro durante casi todo el partido, ayudadas por Jorge, Alejandro, Dani, Mónica y Javichu, este último con unas incombustibles ganas de seguir jugando (tantas, que le valieron una regañina por no atender a las indicaciones de cambio). El partido de Carmela fue espectacular: defendió, robó bolas, subió al ataque, dirigió jugadas y marcó goles; un 10 para ella. Y Diego, que no me olvido de nuestro portero, muy atento a cada bola peligrosa y rápido en los movimientos. Al final, Mieres 3/ Las rozas 5. Buen partido y regreso a Pola.
(Gracias por ofrecerte a echarnos una mano –o un stick–, Darío; siento que al final no pudieras jugar, pero el partido estaba controlado y hubiéramos tenido demasiada ventaja…)

El segundo partido, contra su prebenjamín A, pintaba bastante más complicado, ya que presentaban varios jugadores que juegan también con el benjamín. Aún así, entramos a jugar con buen ánimo, no en vano contábamos ya con Marco, en nuestro grupo, un auténtico “veterano”…

Tuvimos el encuentro bastante controlado durante casi toda la primera parte, con Diego aguando la mayoría de los intentos del Mieres por perforar nuestra portería. Ellos eran más grandes, más rápidos y más intensos, pero casi no se notaba en el marcador (Mieres 2/ Las Rozas 1). De hecho, Andrés estuvo en el banquillo muchos minutos (¡gracias por la ayuda, Andrés!), y sólo entró a jugar, con claras órdenes de no lanzarse a la contra ni rematar a gol, cuando Teresita, Carmela y Marco dieron paso a los peques: Mónica, Javichu y Dani. Jorge y Alejandro también participaron, complicando la circulación de la bola del equipo contrario e intentando contraataques.
El cansancio y la rudeza de los contrarios nos hicieron perder opciones en la segunda parte. Aún así, Carmela y muy especialmente Marco, entendieron que nosotros también podemos entrar con fuerza, meter el cuerpo y usar el stick con intensidad. Y entre eso, y una mayor presencia de Andrés para evitar males mayores, acabamos perdiendo sólo por 6 a 4. Lo mejor, la respuesta de Marco a mis indicaciones de jugar tan intenso como ellos, metiendo el cuerpo y el stick, y luchando a fondo por una bola que acabó en un golazo. ¡Muy bien, Marco! En esta segunda mitad, con un juego de más choque, Javichu, Mónica y Dani pudieron jugar menos minutos.

En resumen, una buena experiencia para los pequeños.
¡Ojalá llegue pronto Pola 2012!

Fern.

1 Respuesta A "Buen papel de los prebenjamines en Mieres"

  • comment-avatar
    Belén
    Octubre 19, 2011 (8:29 am)
    Contestar

    1, 2, 3… ¡Las Rozas!


¿Algo que decir?

Some html is OK