Año nuevo, pista nueva

Prebenjamín A [CP Las Rozas 5-7 Alameda]

Algo nuevo

Tras la vacaciones de Navidad, retomamos la competición de liga con una novedad muy esperada: ¡estrenamos pista! Nuevo año, nuevo material deportivo (cosa de los Reyes Magos en casa de algunos afortunados) y nuevo pavimento para patinar. ¡Viva 2017!
La parte no tan buena es que perdemos la ventaja del factor pista, puesto que hoy resulta tan ajena para nosotros como para el rival. La parte mejor es que, por fin, podemos estrenarla. Algunos no podemos contener la emoción comprobando que la bola ya no pega brincos incontrolados. ¡Se acabó el hockey campo a través!

Algo prestado

Desde el inicio del partido, entregamos la pista al rival. Es como si no estuviéramos seguros del todo de que ya fuera nuestra. Sin aplicarnos a fondo, sin echarle las ganas que serían esperables después de tantos días sin hockey, damos la impresión de ser un anfitrión demasiado atento, y dejamos que Alcobendas le vaya cogiendo el tranquillo al nuevo terrazo. No defendemos bien, no presionamos con intensidad, no luchamos las bolas tanto como ellos. Más que un préstamo, nuestra primera parte es un regalo. El marcador no deja dudas: 1-3.

Algo azul

El descanso nos permite aclarar las ideas y retomar el hockey que sabemos hacer. Nuestra sangre azulú hace presencia en la segunda parte para apretar al rival y recuperar buenas sensaciones. ¡Y cómo! Por momentos parece que sólo juega el equipo que viste de azul. Tras una presión sostenida en campo contrario durante muchos minutos, logramos ahogar su inicio de jugada y recuperar bastantes bolas. Varias de ellas acaban dentro de la portería rival. Tantas que logramos remontar el partido para ponernos por delante a falta de 5’. Las Rozas 5-4 Alcobendas. ¡Azú, azú, azú!

Algo viejo

Sin embargo, como en ocasiones precedentes (es una historia ya vieja), tras haber hecho lo más difícil remontando un marcador adverso, la gasolina no nos dura lo suficiente como para mantener la ventaja hasta el final. Bien es cierto que no bajamos los brazos, que no nos marcan goles por dejadez o abandono. Pero nos los marcan. Tres goles consecutivos de Alcobendas dejan el marcador final en 5-7.

El partido ha sido bueno en líneas generales. Es verdad que seguimos empezando demasiado blanditos, lo que nos lastra en exceso, pero hemos vuelto a sacar la casta necesaria para superar una primera parte floja, haciendo muchas ocasiones de gol.
Además, Claudia ha parado mucho. Los chicos saben que, aún perdiendo, han trabajado bien. Y salen de la pista sonriendo 🙂

Ahora, a por más.

Fern.

Deja un comentario